Charlota de otoño


Charlota de otoño, ideal para este frio otoño un rico postre.

Charlota de otoño


Y para este frio otoño, qué mejor que una charlota de otoño. Una clásica receta de la abuela, para darse un gustito.
Ingredientes:
150 gramos de harina,
100 gramos de clara de huevo,
70 gramos de yema,
60 gramos de azúcar,
vainillina,
azúcar glacé.

Para el relleno:
600 gramos de higos,
250 gramos de nata líquida,
50 gramos de crema pastelera,
8 gramos de gelatina en hojas,
Leche, cantidad de necesaria.

Preparación:
Se remoja la gelatina unos minutos en un poco de agua.
Se hance los bizcochos, se montan con la batidora las yemas junto con las claras y el azúcar hasta obtener una crema espumosa y con valumen.
Se tamiza la harina con una cucharada de vainillina y se incorpora a los huevos con una cuchara de madera, haciendo movimientos suaves y envolventes, de abajo hacia arriba.
Se pone la preparación en una manga pastelera con boquilla redonda y lisa y se distribuye sobre una placa cubierta con papel de horno, formando bastoncitos de 11 centimetros de largo y 2 centimetros de ancho, dejando una distancia aproximada de 1 centímetro entre uno y otro; se espolvorean con abundante azúcar glacé y se cuecen en el horno a 200°c alrededor de 12 minutos.
Durante la cocción los bizcochos se alargarán, uniéndose los unos con los otros y formando una especie de empalizada.
Se escurre la gelatina, se desmenuza con un poquito de leche caliente y se incorpora a la crema pastelera fría; se monta la nata con la batidora hasta que esté muy firme.
En cuanto la crema pastelera empiece a cuajarse, se incorpora con cuidado la nata montada.
se elige un molde redondo desmontable de 23 cms de diámetro y de 5,5 cms de alto y se forra el fondo con un disco de papel para horno.
Se divide la ristra de bizcochos por la mitad para darle la misma altura del molde y se forra con ella el interior de las paredes; con la mitad de los bizcochos restantes se cubre el fondo del molde.
Se pelan los higos y se cortan en rodajas no muy gruesas; se coloca una capa de éstas sobre los bizcochos, se cubre con la mitad de la crema y se continúa con otra capa de bizcochos, más crema y rodajas de higos para terminar con ellos.
Se guarda la charlota en la heladera hasta el momento de servir; se desmolda, se adorna con un higo pelado y abierto en forma de flor y se saca a la mesa.