Super postre helado


Ingredientes para 12 porciones:
Azúcar, 250 g.
Jugo de limón, 2 cucharadas
Agua, cantidad necesaria
Claras, 5
Gelatina sin sabor, 21 g.
Vino dulce, 1 copita
Crema de leche, 200 g.
Frutillas maceradas y pisadas, 250 g.
Chocolate derretido, 3 barritas
Cognac, 1 cucharada
Dátiles picados, 4
Nueces picadas, 50 g.
Piononos de 4 huevos, 2

Cubierta:
Crema chantilly, 400 g.
Cacao, 1 cucharadita
Salsa de chocolate:
Chocolate, 5 barritas
Leche, 1/2 taza
Manteca, 25 g.
Miel, 1 cucharada
Y además:
Moño cinta, globitos y campanitas

Preparación:
Colocar el azúcar en una cacerolita junto con el jugo de limón y agua en cantidad necesaria como para cubrir. Llevar al fuego y cocinar hasta obtener un almíbar a punto de bolita blanda. Aparte, batir las claras a punto nieve bien firme y verter sobre ellas el almibar hirviendo, sin dejar de batir, hasta que el merengue se enfrie. Añadir la gelatina sin sabor diluida y mezclada con el vino dulce y la crema de leche batida. Unir bien con espátula de goma. Separar el preparado en dos partes. Mezclar las frutillas pisadas a una parte y a la otra el chocolate derretido, los dátiles, el cognac y las nueces picadas. Forrar un molde de 20 cm. de diámetro con papel aluminio. Tapizar la base con un disco de pionono y colocar el preparado de frutillas, alternando con el de chocolate. Tapar con otro disco de pionono y con papel aluminio. Conservar en el congelador durante 4 horas o de un día para otro. Retirar, desmoldar en una fuente y cubrir con un moño, globitos y campanitas y terminar con copetes de crema. Servir bien helado y salsear con salsa de chocolate.
Salsa:
Mezclar todos los ingredientes en una cacerolita, calentar y cocinar durante 5 minutos mientras se revuelve.