Pizza licuada


Hoy, la ultra rápida pizza licuada. Si, suena extraño, pero además de rápida, es deliciosa. ¿No me cree?. Lea la receta y pruébala, no se arrepentirá.

Preparación:
Coloque en la licuadora 50 g. de levadura de cerveza, 1/4 de de litro de agua tíbia, 1 cucharada de aceite, 1 cucharada de sal, 1/4 de cucharadita de azúcar y 1/4 kg. de harina. Licue unos segundos. Aparte en un bol ponga 1/4 kg. de harina, hágale un hoyo y vierta el licuado. Déle forma de bollo con una cuchara, absorviendo toda la harina del bol. Tome la masa, haga un bastón y sepárela en tres bollitos. Con cada uno de estos bollitos hará una pizza, de manera que debe ponerlos en pizzeras separadas. Extiéndalos con la yema de los dedos hacia los costados hasta llegar a los bordes del molde aceitado. Mientras las pizzas levan sobre la cocina durante 15 minutos, encienda el horno a fuego máximo. Pasado ese lapso, cúbralas con tomate licuado, sal, ají molido y rocíelas con aceite. Hornéelas 20 minutos, luego recúbralas con queso fresco o muzzarella, aceitunas, anchoas o jamón (según el sabor que prefiera) y déjelas de 5 a 7 minutos más. Lo bárbaro de esta masa es que no requiere ni demasiado amasado, ni descanso prolongado.
¿Y qué me cuenta? ¿Vió que era buena la ídea?. Ahora a sorprender a amigos con esta delicia rápida.