Como preparar un buen caldo de gallina


Receta de caldo de gallina por Marta
El caldo de gallina hecho en casa es un ingrediente indispensable como base para preparar sopas, cocidos y guisos. Si usted prepara su propio caldo, podrá condimentarlo con sus hierbas y condimentos favoritos y adicionar la cantidad de sal que mejor le convenga, atendiendo a sus necesidades dietéticas. Usted podrá preparar este caldo, cuando estuviera ocupada en otros quehaceres de la casa.

Ingredientes para un buen caldo de gallina:

1,5 kg de pedazos de pollo (incluyendo el pescuezo y la carcaza si desea)
3 cebollas picadas
4 zanahorias peladas y picadas
4 tallos de apio, con las hojas, picados 2 ramitas de perejil fresco
5 ramitas de tomillo fresco
2 hojas de laurel
1 cucharada (té) de sal
8 granos enteros de pimienta negra
3 litros de agua

Sugerencia para la preparación
* Si desea, sustituya los pedazos de pollo crudo por un pollo asado entero del cual sólo haya consumido la mitad. Es una buena forma para aprovechar los restos.

Preparación del caldo de gallina:

Tiempo de preparación del caldo de gallina: 15 minutos
Cocción del caldo de gallina: 2 horas y 40 minutos
Rendimiento: 3 litros

* En una cacerola grande, sobre fuego alto, coloque los pedazos de pollo, la cebolla, la zanahoria, el apio, el tomillo, el laurel, la sal, la pimienta y el agua y deje levantar hervor. Baje el fuego hacia el medio y deje hervir, sin tapar, por 15 minutos. Con una toalla de papel o una espumadera, retire la espuma que sube a la superficie. Baje el fuego, tape y cocine lentamente por 2 horas. Retire la espuma que sube a la superficie, cuando sea necesario. Retire del fuego y deje enfriar por 20 minutos.
* Utilizando un tamiz de malla fina, cuele el caldo sobre un recipiente grande, para retirar la parte sólida, presionando con firmeza el pollo y las legumbres, a fin de extraer todo su sabor. Cubra y deje descansar en la heladera por un mínimo de 8 horas.
* Con una toalla de papel o una espumadera, retire la grasa solidificada del caldo ya frío. Transfiera el caldo a un recipiente hermético y deje en la heladera por hasta 3 días o congele por 3 meses. Para fines de análisis nutricional, una porción corresponde a una taza (250 ml).