Pizza de champiñones


Receta de pizza de champiñones por Carla
Dos tipos de hongos confieren a esta pizza en el estilo de una fioccacia un tipo de pizza que no lleva salsa (un maravilloso sabor que recuerda el aroma de la tierra). Diferente de muchos tipos de pizzas, que son sabrosas tanto frías como calientes, es aconsejable consumirla así cuando sale del horno, ya que, cuando se enfría, tiende a resecarse.

Ingredientes para pizza de champiñones:

1/2 taza (15 g) de hongos secos, “funghi porcini”, sin el tallo
1/2 taza (15 g) de shiitakes secos, sin el tallo
1 taza (250 m1) de Caldo de Gallina (buscar en el buscador de cocina.com.ar “caldo de gallina”)
2 cucharadas (sopa) de tomillo fresco picado
1/4 cucharada (té) de pimienta negra molida
500 g de Masa de Pizza Karen (buscar en cocina.com.ar)
2 cucharadas (té) de aceite de oliva extra virgen
1/4 taza (30 g) de queso parmesano rallado
2 cucharadas (sopa) de perejil fresco picado

Sugerencia para las compras:
* Los supermercados con stock variado comercializan estos dos tipos de hongos secos. Usted también puede encontrar “funghi porcini” en supermercados especializados y los shiitakes secos en locales de productos orientales.

Preparación de la pizza de champiñones:

Tiempo de preparación: 25 minutos
Cocción: 25 minutos
Rendimiento: 4 porciones

* Precaliente el horno a 230°C. Unte un molde grande con spray antiadherente.
* En una cacerola pequeña, sobre fuego medio, coloque los hongos, el caldo y el tomillo. Deje levantar hervor, reduzca el fuego y deje cocinar lentamente hasta que todo el líquido haya sido absorbido (aproximadamente 15 minutos). Adicione la pimienta y mezcle bien. Deje los hongos enfriar en la cacerola y sólo después, transfiéralos a una superficie de trabajo. Córtelos en tiras finas.
* Sobre una superficie ligeramente espolvoreada con harina de trigo, abra la masa de la pizza hasta formar un disco de 30 cm de diámetro. Coloque el disco en la asadera previamente untada y con la punta de los dedos, levante un borde de 12 mm. Pincele la masa con el aceite de oliva. Cubra la masa con los hongos y el queso parmesano, reservando un espacio de 12 mm sin relleno hasta el borde.
* Lleve al horno y cocine hasta que la crosta esté dorada (cerca de 15 minutos).
* Para servir, coloque el perejil picado sobre la pizza. Divídala en cuatro pedazos y coloque en platos individuales.