Receta de cuscús


El cuscús es originario de Tunez. Pese a que pueda rodearlo una cierta aureola de exotismo, el plato más típico de Tunez contiene ingredientes que nos son familiares en la Argentina. Tunez, país situado al norte de Africa, y el Mediterraneo baña sus costas. Vamos con la receta de cuscús

Ingredientes para el cuscús:

Paleta de cordero, 1kg.
Sal y pimienta, a gusto
Aceite, cantidad necesaria
Nabos, zanahorias y puerros, para el caldo
Col, una col de 1/2 kg.
Garbanzos, 250 g.
Cebollas, 650 g.
Manteca, cantidad necesaria
Pasas de uva, 150 g.
Carne de ternera, 500 g.
Ajo, 1 diente
Huevo, 1
Harina, 150 g.
Zapallo, 600 g.
Pimientos, 500 g.
Tomates, 500 g.
Sémola, 1 kg.

Preparación del cuscús:

Cortar en dados la carne de cordero. Salpimentarla y dorarla en una sartén con aceite. Colocarla en una cacerola junto con los nabos, las zanahorias, los puerros, la col y los garbanzos remojados desde el día anterior. Cubrir con agua fría y coci nar a fuego lento durante 2 horas. Aparte, cortar las cebollas en rodajas finas, salarlas y dorarlas a fuego lento en 50 g de manteca. Cocinar las pasas en 1/2 litro de caldo, durante media hora. Por separado, mezclar la carne de ternera con el ajo picado, el huevo, sal y pimienta. Formar pequeñas albóndigas, rebozarlas con la harina, freírlas en manteca y conservarlas calientes. Pelar el zapallo y cocinarlo en caldo de 20 a 25 minutos, junto con los pimientos y los tomates. Aparte, humedecer la sémola con agua salada y dejarla reposar durante media hora. Ponerla en un colador, sobre una olla llena hasta las dos terceras partes con caldo. Colocar un lienzo mojado entre la olla y el colador y cocinar al vapor de 30 a 35 minutos. Volcar la sémola sobre un paño y deshacer los grumos que se hayan formado. Ponerla nuevamente en el colador y añadir 2 cucharadas de aceite y 200 g de manteca en trozos. Mezclar y cocinar durante 30 minutos más. Por separado, disolver en 1/2 litro de caldo las especias que se deseen. Ubicar la sémola en una fuente, hacer un hueco en el centro y colocar en él la cebolla. Salpicar con las pasas. Presentar en otra fuente la carne, junto con las verduras y las albóndigas. Servir en platos hondos, rociando con caldo.