Receta de facturas de grasa caseras


Receta de facturas por Stella
Este fin de en vez de pasar por la panederia por tus facturas, podés hacerlas vos misma/o. Es divertido y te aseguro que disfrutaras cada momento, especialmente cuando las comes con un rico mate o café.

Ingredientes:
Para 4 docenas

1er paso:
Levadura de cerveza, 40 g.
Agua, 300 c.c.
Sal, 1 cucharadita
Harina, 500 g.
Grasa de pella, 1 cucharada


2do paso:

Grasa de pella, 4 cucharadas
Harina, 120 g.

Preparación:

1er paso: Colocar la levadura en un bol y agregar la el água tíbia, Batir con cuchara de madera o en batidora a medida que se agregan la sal, la harina y la grasa ablandada, pero no derretida. Volcar la masa sobre la mesa de madera, amasarla bien y dejarla leudar tapada, en lugar tibio, hasta que aumente al doble de su volumen.
2do. paso: Colocar nuevamente la masa sobre la mesa y amasar mientras se incorpora la grasa ablandada y la mitad de la harina. Estirar la masa de 1 cm. de espesor y espolvorearla con parte de la harina restante. Doblarla en tres partes y colocar los dobleces hacia el frente del que amasa.
Volver a estirar, espolvorear con más harina y doblar nuevamente. Repetir la operación por dos veces más. Mantener la masa tapada, en lugar tibio, durante 1 hora.

Armado

Galletas:
Estirar parte de la masa de 1 cm. de espesor. Cortar discos con un corta-pasta de 5 cm. de diámetro. Superponerlos de a dos, pincharlos ligeramente y acomodarlos en placas untadas con grasa. Dejar reposar por 15 minutos. Cocinar en horno caliente durante 20 minutos. Al retirar, pintar ligeramente con agua salada.

Cuernitos: Estirar la masa y cortar rectángulos. Arrollarlos desde los lados hacia el centro y doblar cruzando una mitad sobre la otra. Acomodar sobre placas engrasadas. Dejar descansar por 10 minutos y cocinar en la misma forma que las galletas.

Bizcochitos: Estirar la masa de 667 mm. de espesor. Cortar los bizcochitos con un cortapastas de la medida deseada. Pincharlos muy bien con un tenedor y colocarlos en placas engrasadas. Cocinar inmediatamente en horno moderado, hasta que estén secos y ligeramente dorados.