Empanadas en nuestra cocina.


El origen de esta exquisita comida es muy variado. No se sabe con certeza su controversial  origen (español, sirio, libanés, judío, italiano).Pero lo cierto es que las empanadas no pueden faltar a la mesa en las fiestas populares de este país .Aquí comerlas es casi un acto patriótico (costumbre también típica de Chile).

Además se presentan como invitado indiscutido en reuniones familiares y con los amigos en la cocina de los argentinos.

Como en muchos países aquí también existe una gran variedad de rellenos .Su multiplicidad de gustos la hacen aptas para todos los paladares .Hay picantes y suaves, vegetarianas y carnívoras. Pero todas ellas dispuestas a hacer de esta una gran experiencia de sabor. Además de invitarnos a preparar nuestras propias creaciones.

Las más consumidas son:

-de carne cortada a cuchillo o picada (la salteña o la tucumana), combinada con huevo duro cebolla, aceitunas y pasa de uva.

-de jamón y queso

-de humita (choclo con salsa blanca)

-de espinacas

-de cebolla y queso

-de atún

La manera que se utiliza para reconocer cada relleno es combinando distintas maneras de repliegue. Que es el borde en donde se cierra la masa.

Se cocinan fritas en grasa de pella o al horno. Su variedad está dispuesta según la región en que nos encontremos.

Algunos secretos para que esta quede de la mejor manera son, en el caso de las empanadas al horno, ponerlas sin pintar. Luego en el momento en que tome un apetitoso color dorado, pincelarlas con la mezcla de un huevo, una cucharada de agua y una pizca de sal. Y para que esta conserve su sabor jugoso es recomendable comerlas al momento de sacarlas de su cocción, y no recalentarlas.

Para complementar puede llevar a la mesa un recipiente con chimichurri o alguna salsa criolla, con el fin de ir alternando sabores.