Como preparar un buen pan dulce.




Preparar un buen pan dulce no es tan fácil, tiene sus secretitos. Para obtener un pan dulce perfecto para estas fiestas, siga las indicaciones.

1) Use levadura muy fresca:

Es clave para una buena receta de pan dulce, el uso de levadura fresca. Usted podrá reconocerla por su color gris blancuzco. Se vende en forma de bloques compactos, húmedos y prensados. Si no es fresca tiene un tono amarronado y su sabor es ácido. Para conservarla, guárdela en la heladera dentro de una bolsita de celofán bien cerrada (para que no entre aire), o envuelta en un papel de aluminio o manteca dentro de un frasco bien tapado. Si lo desea, puede usar levadura seca, que se presenta grandulada y en sobres cerrados y que también debe conservarse en lugar fresco. La proporción es de 20 a 25 gramos por cada 400 g. de harina. En caso de emplear levadura fresca, utilizar 30 a 40 g. por cada 1/2 kg. de harina. Puede incorporarse a la masa, ya sea formando un bollito tierno, previamente diluida en leche o agua tibia y harina o preparando una mezcla batida con azúcar y leche tibia, dejándola leudar antes de emplearla. Para que la levadura leude la masa eficazmente, esta última debe ser muy bien trabajada de modo que resulte bien aireada.

2) Controle la temperatura de los líquidos:

Para preparar un buen pan dulce es fundamental controlar la temperatura de los líquidos. Los líquidos que se emplean en la elaboración de masas con levadura deben estar siempre tibios. El fermento comienza a actuar a partir de los 10 grados. La temperatura ideal es de 30 a 35 grados. Conviene controlarla con un termómetro especial para líquidos. Si no tiene, aplique este sencillo método: Calentar la leche o el agua en un recipiente chico sobre fuego moderado. Cuando se formen los primeros globitos o burbujas en el borde del recipiente, retirar de inmediato. Este es el momento de usar el líquido.

3) Controle la temperatura del resto de los ingredientes:

En la elaboración de un pan dulce, los elementos grasos y los huevos deben retirarse una a dos horas antes de la heladera. En invierno conviene sacarlos con más horas de anticipación; si los huevos estuvieran demasiado fríos, cubrirlos con agua tibia durante algunos minutos. También puede entibiarse la harina, colocándola en una asadera dentro del horno a temperatura moderada y con la puerto abierta por espacio de dos o tres minutos

4) Respete las cantidades:

Cuando cocine un pan dulce, pese y mida todos los ingredientes. Tenga absoluto respeto por las indicaciones de la receta.

6) Sobe la masa correctamente:

Cuando cocine un pan dulce casero puede tomar los ingredientes con cuchara de madera o volcarlos directamente sobre una mesa de madera o ligeramente enharinada y trabajarlos con las manos. Sobar la masa empleando la parte posterior de la palma de la mano, empujándola hacia adelante y presionándola al mismo tiempo contra la mesa o tabla (no lo haga sobre mesada de marmol, porque su baja temperatura, incluso en verano, evitará el leudado de la masa). Repetir la operación cuantas veces sea necesario, espolvoreando con harina si hiciera falta hasta que la masa resulte tierna, elástica y lisa. El amasado debe efectuarse de 7 a 10 minutos con un ritmo parejo.

7) Logre un leudado perfecto:

Cuando la masa esté sobada, forme un bollo y ubíquelo dentro de un recipiente hondo y enmantecado. Cubrir con un polietileno y luego con un lienzo para que se mantenga la humedad. Mantener en lugar templado y alejado de las corrientes de aire. Esto es fundamental en cualquier receta de pan dulce casero.

8) Temperatura del horno:

En cualquier receta de pan dulce, al igual que todas las preparaciones con levadura, deben hornearse en hornos precalentados a temperaturas moderadas y constantes para permitir que el fermento actúe lentamente. Si el horno está demasiado caliente, la mas del pan dulce se dora y se cocina rápidamente solo en la superficie, formándose una dura corteza tostada y seca, que no permite que penetre el calor y haciendo que quede crudo el interior. Un pan dulce de 1 kg. necesita hornearse de 50 a 60 minutos en horno moderado. El exceso de cocción, produce una miga seca y de color rojizo.

9) Adelante el trabajo:

Conviene que al preparar un pan dulce, adquiera todos los elementos e ingredientes con varios días de anticipación a las fiestas. Si no puedo hornear la masa el mismo día de su elaboración (conviene comenzar a preparar el pan dulce en las primeras horas de la mañana), se puede postergar el trabajo, conservando la mas sobada en una bolsa de polietileno bien atada para que no penetre el aire y ubicarla en un estante más bajo de la heladera. Al día siguiente, y con bastante anticipación, retirar la masa dejándola que tome la temperatura ambiente y recién entonces continuar con el proceso de elaboración.