Sopa de arvejas


Ingredientes:
Arvejas partidas secas: 1 taza. — Apio: 2 ramas. — Puerros: 2. — Nabo: 1. — Zanahorias: 3 (una rallada, 2 cortaditas). — Papas grandes: 2.
— Repollo crespo: 112. — Zapallo: un trozo. Zapallitos raspados: 2. — Cebolla:
1. — Manteca y aceite: por partes iguales. Además: Ajos: 3. — Tocino cortadito: 100 grs. — Perejil: 1 ramito. — Mostacholes rallados o arroz: c/s.

Preparación:
Limpiar las arvejas partidas sacando las piedritas que pudieren tener, lavarlas en varias aguas y dejar en remojo durante una noche. Cocinarlas con su misma agua, procurando que estén bien cubiertas, tapar la cacerola y dejar hervir hasta que estén blanditas, a este punto pasarlas por colador. Aparte en una cacerola dorar la cebolla cortadita en manteca y aceite, unir la zanahoria rallada, saltar ligeramente añadiendo el puré de arvejas juntamente con el agua de su cocción, procurando que quede bien caldosa; lavar y cortar bien el repollo y añadirlo a la sopa juntamente con las zanahorias igualmente cortadas, dejar hervir un momento más, añadiéndole después todas las demás verduras cortaditas; condimentar con sal, tapar la cacerola y dejar hervir lentamente, agregándole más agua si hiciera falta. Machacar o picar finamente en la tabla los ajos y el tocino hasta obtener una pasta, agregándole el perejil picado; pasar esto a la olla donde está la sopa y agregar los mostacholes o arroz, dejando cocinar hasta su punto.