Polenta italiana


Receta de polenta italiana:

La polenta es una harina de maíz fina, que a pesar de ser muy barata constituye un plato sabroso que contrarresta los sabores fuertes de los otros platos del menú. La polenta es el alimento básico en gran parte del norte de Italia, y se puede tomar con una capa de champiñones o salsa de tomate y queso. En Italia se sirve en una tabla de madera redonda y se corta con un cuchillo. Yo prefiero colocar la polenta en una bandeja de las de asar pan, de al menos 5 cm de profundidad, y cortarla con una pala antes de freírla.

Ingredientes:

1 litro de agua
1/4 kilo de polenta Sal marina
50 gr de margarina
50 gr de queso Parmesano

Preparación:

1 huevo batido Migas de pan seco Aceite de oliva
1. Se pone a hervir el agua en una cacerola grande.
2. Se añade la polenta poco a poco, sin dejar de remover, para que no se formen grumos. Hay que remover con una cuchara de madera de mango largo, pues la polenta tiende a saltar mientras cuece.
3. Se añaden la sal y la margarina.
4. Se deja cocer a fuego lento durante 20 minutos hasta que quede espesa pero suave y ligera. Cuando está lista se desprende de los lados de la cazuela al remover.
5. Se añade el queso Parmesano.
6. Se coloca la polenta en una fuente de metal engrasada, de al menos 5 cm.
7. Se deja enfriar y reposar durante una hora.
8. Cuando la polenta ha espesado, se corta en cuadraditos o se hacen círculos con el borde del vaso.
9. Se rebozan los trozos en huevo batido y miga de pan.
10. Se fríen en aceite de oliva hasta que estén dorados. Se colocan sobre papel absorvente para que suelten el aceite.

Nota: Si sirve la polenta como entrante, puede cubrirla con una salsa y queso, preferiblemente Mozzarella, o con Pesto (ver receta de pesto publicada hoy mismo).