Como preparar una langosta


Si bien hoy en día es prácticamente un lujo cocinar langosta, también es cierto que los gustos hay que dárselos en vida. Así que presentamos una receta práctica para cocinar langosta.

Elección y modo de cocinar la langosta:

La elección de la langosta tiene mucha importancia, ésta debe ser pesada y estar viva porque de lo contrario son huecas.
Conviene cocinarlas lo antes posible, se vacían por una larga espera.
La langosta se cocina estando viva, para esto debe atarse con cuidado de no lastimar el caparazón, pues al desangrarse pierde en peso y calidad su carne.
Poner en una cacerola grande abundante agua, cuando hierva agregar sal gruesa y la langosta, teniendo cuidado que la ebullición continúe por espacio de 25 a 30 minutos, retirar del fuego y dejar enfriar en su caldo.
No deberán ponerse hierbas aromáticas al hervir la langosta para que ésta no pierda su sabor natural.

Para cortar la langosta:

Separar la cabeza del caparazón una vez cocinada y fría, hacerle un corte a éste longitudinalmente por la parte de abajo y con un cuchillo de punta y flexible quitar la carne que contiene lo más entera posible. Con la cola proceder en la misma forma.

Para cortar la langosta viva:

Cortar primeramente las pinzas y patas, luego el caparazón por cada anillo, cuidando de que la carne quede dentro de esto, recogiendo el líquido que suelte, reservar las partes cremosas, el coral y los huevos, quitarle la bolsita que se encuentra cerca de la mandíbula (esto no se utiliza); machacar un poco las pinzas y patas para extraerle la carne.